fbpx

Viajes por el MundoHR

Publicado el 15 de abril de 2014 | por mundohr

0

Tokio, tradiciones milenarias y tecnología de última generación

Tokyo Tower con el Monte Fuji de fondo

TOKIO

Cuando se visita Tokio por primera vez se siente como si se estuviese en otro planeta. Tokio es muy diferente a las capitales europeas, pero lo que marca realmente la diferencia es su gente. Con más de 12 millones de habitantes, en un área de 1,300 kilómetros cuadrados, Tokio es la ciudad más grande y más densamente poblada de Japón; llena de energía y de contrastes.

Millones de personas llenan el metro, las aceras y las tiendas, a todas horas, todos los días. En algunas partes de la ciudad, las calles están tan llenas a las tres de la mañana como a las tres de la tarde. Con su ataque a los sentidos, Tokio hace parecer a Nueva York una ciudad tranquila.

A pesar de tener poco espacio para vivir, Tokio se mantiene como una de las ciudades más seguras del mundo, con poco crimen y violencia. La gente es amable y trata de ayudar al extranjero. Trabajadores y honestos, los japoneses son el principal recurso del país.

Tras la fachada de cemento de la ciudad se encuentra una vida cultural próspera. Si le interesan las bellas artes, la ciudad ofrece mucho de donde escoger. Está llena de museos y teatros Kabuki, y cuenta con la colección más grande de arte japonesa en el mundo. El kabuki tradicional prospera junto a la ópera, el ballet y la sinfónica mientras que los ciudadanos siguen con interés la lucha sumo, el béisbol y el fútbol.

La capital se fundó en el 1590 como Edo, la sede general de los Shoguns, el poder militar. Edo tenía su propia cultura vibrante de cuarteles del placer, teatros y de los cerezos. Después de la caída de los Shoguns en 1867 y la restauración del emperador, la ciudad fue renombrada Tokyo.

Cada distrito ofrece su propio sabor y color

En la actualidad, Tokio se divide en varios distritos, cada uno con su propio sabor y color. Sinjuku, Shibuya, Ginza son grandes áreas comerciales donde los estilos de moda más modernos se forman y se visten. La estación de Shinuya se parece al Time’s Square de Nueva York con pantallas de video enormes, un mar de gente y luces de neón. Por otra parte, Ginza es donde se encuentran las boutiques de diseño más famosas como Chanel y Gucci, y el teatro clásico de Kabukiza kabuki.

Teatro Kabuki-za

La bahía de Tokio ofrece un poco de aire fresco en plena jungla de cemento, así como el Jardín de Gyoen en Shinjuku y el mejor secreto de Asakusa, el Jardín de Dembo-in. Claro que la gente en su mayoría no visita Tokio buscando paz y tranquilidad sino todo lo contrario.

Finalmente, hay que pasar por el templo budista Senso-ji, en la zona de Asakusa, un antiguo “distrito del placer” del cual sobrevive hoy en parte el encanto y glamour del pasado entre las calles estrechas y bulliciosas. Por suerte, en Tokio todavía quedan muchos lugares que recuerdan una antiquísima historia, siempre latente a la par que la modernidad. En general, los suburbios de Tokio han podido resistir los avances de la cultura de supermercado, y todavía es posible encontrarse en las calles con pequeños negocios especializados, restaurantes típicos abiertos hasta tarde, viejas casas de madera construidas a la usanza tradicional o ancianas que salen a hacer la compra vestidas con kimono.

Tokio no cabe en la imagen del samurai y la geisha: quien espere encontrarlos aquí se verá inevitablemente decepcionado… por lo menos, si sólo los busca en la superficie. Cuando visitamos Tokio no debemos esperar encontrar una ciudad uniforme, más bien se trata de un sorprendente collage: incendios, terremotos y la guerra prácticamente acabaron con el patrimonio histórico de la zona… posteriormente, se fue construyendo en las zonas donde quedaba espacio disponible, mezclando lo antiguo y lo nuevo, lo tradicional con lo moderno en un trabajo titánico por parte de fantásticos arquitectos japoneses. El visitante puede descubrir pequeñas maravillas entre bloques de hormigón. Eso sí, para adentrarse de lleno en el Japón tradicional, lo mejor es salir de la ciudad: no hace falta irse muy lejos, Nikko y Kamakura son auténticas joyas del Japón histórico.

Imacon Color Scanner

Mientras Tokio mira hacia el futuro sin dejar de honrar su pasado, su gente ofrece a los visitantes una experiencia inolvidable.

Lugares de interés:

Monte Fuji

Tokio ofrece una perfecta ubicación para conocer otro de los emblemas del país: el monte Fuji, la montaña más alta de Japón con 3776 metros. Esta silueta inconfundible es un cono perfectamente simétrico… y volcánico, cuya última erupción data de 1707, cuando las cenizas llegaron a cubrir las calles de Tokio. Verlo desde la capital es excepcional ya que requiere un día muy claro. En el lado norte se encuentran los Cinco Lagos Fuji, uno de los lugares predilectos de la gente de Tokio para pasar un día fuera de la ciudad.

Palacio Imperial

El Palacio Imperial ofrece un espacio histórico y tranquilo en el centro de la ciudad. Ubicado donde antes estaba el castillo Edo, el Palacio (llamado Kokio) es un gran parque rodeado por fosos y muros de piedra, con una casa tradicional de te, estanques y cascadas. Es la residencia oficial de la familia imperial japonesa. Los jardines están abiertos al público todo el año y los visitantes pueden entrar a la sección privada del palacio entre el 23 de diciembre y el 2 de enero, cuando los miembros de la familia imperial se presentan en el balcón.

DÓNDE TOMARTE UNA ESTRELLA GALICIA

2005_0830æ'oestrellagalicia2

CASA DE MACHA

CP 108-0073 – Mita 3-1F

Minato-Ku, Tokio – Japón

Tags: , , ,


Sobre el autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba ↑